Mantenimiento software

Todas las computadoras necesitan software para funcionar. La instalación de software en miles de equipos repartidos por una oficina o diversas sedes no es nada trivial. Además, esta actividad es prácticamente obligatoria en la empresa. Las actualizaciones de software y los parches de seguridad son necesarios para evitar las mismas consecuencias que tendría una avería hardware. Los problemas típicos de una empresa respecto al software de escritorio son:

·         La presencia de software “pirata” o no autorizado. Esto puede derivar en serios perjuicios económicos, además del malfuncionamiento del software corporativo.

·         Incompatibilidades de las aplicaciones corporativas con el hardware o el sistema operativo. Cada computadora puede contar con una versión distinta de sistema operativo, controladores, etc.

·         Descontrol de las licencias de software comercial: esto involucra tanto software autorizado, e incluso pagado, pero no utilizado, como software que no se usa porque faltan licencias. La renovación y expiración de licencias también es un problema a considerar.

·         La configuración del software y del sistema operativo para cada usuario.

·         La distribución e instalación de software: tanto corporativo como comercial.

Un error típico de las empresas es desarrollar (o comprar) software sin saber qué características tienen las computadoras personales donde debe ser usado; por ejemplo, es frecuente desarrollar software para Windows XP y una versión concreta de Interne  Explorer; cuando llega el momento de la respectiva instalación resulta que parte del parque de computadoras aún tiene instalado Windows 95 o una versión antigua del navegador.

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: